Me imagino que en casa tienes un pequeño botiquín de primeros auxilios para los accidentes domésticos… Hoy te hablamos de otro “botiquín”, uno que te vendrá bien tener a mano para esos momentos en los que te “tirarías de los pelos”. ¡Vamos a ello!

UN BOTIQUIN EMOCIONAL

Las situaciones difíciles que nos generan crisis emocionales hacen parte de la vida de todas las personas. Es posible que nos hagan mella e incluso pueden dejar cicatrices en nuestras estructuras emocionales. La forma de responder ante ellas, la movilización de nuestros propios recursos y nuestro control emocional hará que logremos superar la “crisis” de la mejor manera.

Como cuidador seguramente hayas tenido que afrontar situaciones difíciles ocasionadas por diferentes motivos, como por ejemplo: problemas de salud o agravantes en la salud física o mental de tu familiar, conflictos familiares, sobrecarga de cuidados o afrontar el futuro fallecimiento de tu ser querido.

Aunque cada motivo requiere diferentes estrategias y cada persona responderá de una manera propia dependiendo de su estructura de personalidad y su sistema de afrontamiento ante las crisis, existen unas “claves” de respuesta que pueden ser de gran utilidad a la hora de resolverlas.

En este artículo de PARACUIDADORES,  te proponemos que uses un “BOTIQUIN DE PRIMEROS AUXILIOS EMOCIONALES”, del cual puedes echar mano para superar mejor tus posibles crisis y que cada sean menos frecuentes.

Muchas de las situaciones problemas son reversibles.

Debemos tener en cuenta que los problemas tal como los conocemos y vivimos no son para siempre. Es cierto que al principio lo sentimos de manera más intensa, pero de manera progresiva vamos dando poco a poco solución a ellos. Por eso es importante centrarnos rápidamente en la solución…. es mejor “ocuparse” que “preocuparse” por los problemas.

Saca de tu botiquín las pastillas de “soluciones” rápidamente antes que los problemas te sigan agobiando intensamente. La pregunta es: “¿qué puedo hacer para revertir la situación?”, “¿qué cosas están bajo mi control?”.

No hay que “agrandar” los problemas.

Todos las situaciones que afrontan las personas que cuidamos son importantes. Sin embargo hay que darle la justa medida a los problemas. Desafortunadamente nos agobiamos igual ante diferentes tipos de crisis. Exageramos nuestra respuesta emocional y nos llenamos de pensamientos negativos.

Saca del botiquín “un momento de tranquilidad y silencio” para pensar en los problemas, evaluarlos y dar una respuesta emocional adecuada a los mismos.

No estaría mal “una buena dosis de pensamientos positivos” que te ayuden a darte ánimo para superar los malos momentos.

No esperes a que los problemas se resuelvan solos.

Es normal que en un primer momento nos veamos “sobrepasados” por una situación problema y que nuestra capacidad de responder a ella se vea disminuida. También es probable que por tratarse de una situación emocionalmente dolorosa nuestra respuesta sea de evitación. La mayor dificultad que se presenta con este tipo de comportamiento es que la situación problema se mantiene en el tiempo e incluso puede empeorar.

Ante esta situación debemos sacar varias cosas de nuestro botiquín emocional: la primera es “unas vendas de coraje”, para actuar lo más rápido posible ante la situación problema. Lo segundo: “jarabe de toma de decisiones” y por último “pastillas de tolerancia al estrés”. Es fundamental controlar las emociones y aceptar las situaciones que debemos afrontar como cuidadores.

Ten en cuenta que a mayor velocidad de respuesta, menor tiempo de mantenimiento de la situación problema, lo que se traduce en menor tiempo de estrés tanto para ti cuidador como para la persona que estas cuidando.

Cuidado con la autoestima

Un mal concepto de nosotros mismos y una baja autoestima suele tener efectos nocivos para nuestro bienestar como cuidadores. Así mismo, el no tener confianza en nosotros mismos al final terminará afectando también a la persona que cuidamos.

Debido al estrés y al cansancio físico y mental que asumimos en nuestro rol como cuidadores, nuestra capacidad de confiar en sí mismo se ve comprometida.

Cuando esto te ocurra, lo primero que debes recordar es que tu botiquín de primeros auxilios emocionales lo has construido “TU MISMO”. Por eso no dudes en sacar cosas como: “tus pastillas de soluciones anteriores”; es decir, utiliza tus propios recursos psicológicos de afrontamiento ante las situaciones de crisis.

No vendría mal sacar de tu botiquín “Las pastillas de la memoria”…si..si … aquellas que te recuerdan que has sido capaz de solucionar con éxito problemas similares o peores de los que afrontas actualmente. Y lo más importante, que te ayudan a recordar lo valioso que eres para la persona que cuidas, recuerda que probablemente el bienestar de tu familiar es gracias a tu dedicación, compromiso, empeño y cariño que has puesto en tu labor como cuidador.

Prevenir lesiones emocionales

Hay un dicho que dice: “mejor prevenir que curar”. En nuestro caso podemos decir que psicológicamente podemos estar mejor preparados para afrontar situaciones difíciles.

Por eso, en vuestro botiquín no sobra llevar unas buenas “dosis” de meditación y prácticas espirituales que te aporten tranquilidad y te ayuden a ganar esperanza. Sesiones de relajación, yoga, mindfulness te ayudarán en conseguir un mayor bienestar emocional.

Recordar que hay “heridas” psicológicas que se curan mejor con el apoyo de otros

Así como físicamente a veces tenemos que ir al médico porque nuestras “heridas” no las hemos podido curar por sí mismos, desde el punto de vista psicológico ocurre lo mismo; por eso dentro del botiquín de primeros auxilios emocionales, debemos llevar una agenda con el nombre de amigos, familiares o profesionales a los que podamos contactar cuando necesitemos de ese apoyo extra.

¿Qué llevas en tu propio botiquín emocional? ¿Qué otras cosas nos puedes enseñar a llevar en nuestro botiquín?

En Paracuidadores nos gustaría conocer la opinión y consejos de otros cuidadores y cuidadoras…. Animate y escribe un comentario en este artículo.

RECUERDA: Puedes contar con nuestra asesoría psicológica con valoración inicial sin coste por email, skype o a domicilio. Escríbenos a psicologo@paracuidadores.com y cuéntanos tu caso. ¡No estás solo/a!

Manuel Silva Camacho. Psicólogo Paracuidadores.